Pasar al contenido principal

José Pedro Godoy: Historia violenta y luminosa

Pintura

José Pedro Godoy: Historia violenta y luminosa

Publicado el 21/11/2016
Detalle de obra de José Pedro Godoy
Detalle de obra de José Pedro Godoy
Con alrededor de cincuenta obras recientes el artista José Pedro Godoy explora la cultura camp. En el ala sur, primer piso, desde el 7 de diciembre hasta el 19 de marzo de 2017.

Tomando elementos de la cultura pop, cargado de referencias a las teleseries, el porno soft y la estética camp y con colores saturados el artista crea encuentros sexuales dentro de paisajes nocturnos, algunos de abundante vegetación o en parajes indeterminados en los que ocurren choques o explosiones.



En muchas escenas el pintor se cita a sí mismo aportando un imaginario propio de animales, pájaros, flores, autos en destrucción y cuerpos desnudos o semidesnudos de parejas de distintas identidades y orientaciones sexuales, que miran al espectador sin inhibiciones. "Me interesa la estética del mal gusto, me interesa lo que pasa con las teleseries, donde está la mala que se está muriendo, con los ojos pintados y la uñas recién hechas, hay algo falso en eso que me atrae y trato de representar. Retrato la sexualidad frontalmente, pero también está idealizada, la idea es estetizar las relaciones, el sexo, el horror", cuenta Godoy.



En el catálogo de la exposición, el periodista Óscar Contardo explica que además del softporn que es una versión más suave o menos literal del porno, el artista se nutre de la estética camp. "La irrupción del adjetivo camp en el ámbito del debate intelectual, gracias al famoso ensayo de Susan Sontag, iluminó aquello que antes había permanecido en la oscuridad, en la zona clandestina donde la sexualidad disidente se resguardaba de la policía social. Lo camp era hasta ese momento el espíritu que surgía a contrapelo del gusto oficial y los patrones de comportamiento convenidos como apropiados por una comunidad", aclara el autor.



Con el mismo título de la exposición, la obra central de la muestra es una pintura de tres por once metros. Se trata de un políptico de siete paneles unidos que cumplen el rol de los antiguos carteles de las películas, que se pintaban en grandes lienzos y se instalaban en la fachada de los cines. En esta obra, Godoy representó dos escenas antagónicas que muestran dimensiones negativas y positivas del mundo actual.

Sobre el artista

José Pedro Godoy, nació en Santiago de Chile en 1985. Es Licenciado en Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile.



Ha expuesto individualmente en Santiago y Nueva York y en muestras colectivas en Chile como también en Panamá, Canadá (2013), Bolivia (2010), Argentina (2008).



Entre sus premios destaca la adjudicación del Fondart en los años 2012 y 2015. En 2010 obtiene una mención honrosa en el concurso Entre Ch.ACO y Finlandia. En el año 2008 gana el segundo lugar en el concurso Cabeza de Ratón organizado por el Museo de Artes Visuales de Santiago, por su obra Naturaleza Quieta/Paisaje. Además ha sido finalista a los premios Illy Sustain Art (ARCO Madrid, 2015) y Arte (Cutlog París, 2013).



Cuenta con dos publicaciones monográficas: los catálogos de El Progreso del Amor (2012) y Heliogábalo (2010), y su obra ha sido incluida en libros de arte y teoría como Sub30 (Jorge González Lohse Ed. Editorial Ocho Libros, Santiago, Chile, 2014), Revisión Técnica (Jorge González Lohse Ed. Editorial Ocho Libros, Santiago, Chile, 2010) y Desmemoria y Perversión (Fernando Blanco, Editorial Cuarto Propio, Santiago, Chile, 2010), además de estar incluida en numerosos catálogos y revistas de arte (Chaco, Galería Gabriela Mistral, Sala de Arte CCU, Sala Cero, Pinta NY, Picnic).



Ha participado en ferias de arte como ARCO Madrid sección Solo Projects Focus Latinoamérica, Pinta NY, Cutlog Paris, Cutlog NY, ArteBA, Ch.ACO, Art Scope y Art Miami.