Pintura española

La colección original del Museo, anterior a la exposición de 1910, sólo registró una obra española de importancia, ingresada por compra en 1907: Las Dos Tablas Venecianas del taller Jocomat-Reixach y el retrato del cuñado de Bayeu que fue regalado al Museo por el General Carlos Maturana.

En la exposición de 1910, se adquirieron importantes lienzos de Manuel Benedito, Eugenio Hermoso, Gonzalo Bilbao, Eduardo Chicharro, Rodríguez Acosta y de Valentín de Zubiarre, así como esculturas de Miguel Blay y Mariano Benlliure.

En 1910, también, se adquirió, a través de la Comisión de Bellas Artes, la Virgen con el Niño, de Murillo. En 1920, se compró al pintor Francisco Pons Arnau el retrato de la Infanta Isabel, y el propio artista regaló otro lienzo.

Seis años más tarde, se procuró el lienzo La Abuela de Ramón de Zubiarre.

Eugenio Hermoso Martínez. La Merendilla.

Óleo sobre tela. 100x175cm.

Ingresó a la colección en 1910.

En 1931 el legado Cousiño Goyeneche hizo entrar al Museo algunas obras en pastel de Ricardo Canals, como La Jota. En 1933 Fernando Álvarez de Sotomayor regaló un retrato de Alfredo Helsby, de su propia autoría.

En 1938 Basilio Espildora donó un lienzo del valenciano Rigoberto Soler, mientras que en 1939, Álvarez Sotomayor vendió su retrato de Marcial Martínez.

En 1947, tuvo lugar el mayor engrandecimiento de la colección española, gracias al legado de Santiago Ossa Armstrong:Obras de Fortuny, Ferrándiz de Pradilla, Emilio Sala, Sánchez Barbudo, García Ramos, Ricardo Villotas, Enrique Serra, Sorolla, e incluso piezas más antiguas como la Tabla del Círculo de Morales o Paisaje de Pérez Villamil.

Con posterioridad, otras donaciones y legados siguieron enriqueciendo la colección. Más obras de Fernando Álvarez de Sotomayor entraron en 1968 con el legado de Jorge Valdés Mendeville, destaca la figura de este pintor español, quien fue director de la Academia de Bellas Artes en Chile y propulsor de la pléyade de artistas que posteriormente fueron conocidos bajo el nombre "Generación del Trece".

Otras obras de Sorolla llegaron en 1965 a través del testamento de doña Elena Ortúzar y en 1971 los retratos del matrimonio Balmaceda, de Casado de Alisal, donados por sus descendientes (Pintura Española en Chile. Colección de pintura española del Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile. Museo de Belles Arts de Valencia 18 de mayo al 4 de julio de 1999. pp. 16 y 17).

Las obras de la colección de pintura española del MNBA ofrecen una gran oportunidad de conocer, en forma panorámica, lo ocurrido en España desde el siglo XVII al siglo XX.

Parte de las obras muestran escenas religiosas con una técnica muy minuciosa, como la impactante imagen de "San Francisco en Oración" del pintor Francisco de Zurbarán. También hay obras de pintores representantes del realismo y el impresionismo, como Mariano Fortuny, Ignacio Zuloaga y Joaquín Sorolla.

Recursos adicionales

Materias: Institucional
readspeaker